Atlético de Madrid vs. Sevilla FC – Crónica del partido – 15 mayo 2022

(EFE) — En el último partido en el Wanda Metropolitano de Luis Suárez, goleador de la historia, el Atlético de Madrid homenajeó a una leyenda ya imprescindible del club rojiblanco con un partido que estuvo cerca de la victoria, aunque no lo fue posible, frustrado en el último minuto por el cabezazo de En Nesyri a cinco minutos del final que culminaba la clasificación del Sevilla para la UEFA Champions League de la próxima temporada (1-1).

El cabezazo irrefutable, que llegó desde atrás para ahuyentar el envío de Oliver Torres, desencadenó la apoteosis del equipo andaluz, que no vio nada claro, ni siquiera el punto en la casi hora y media de juego antes del gol; igualó el gol de José María Giménez para el conjunto rojiblanco a la media hora del inicio del duelo, también de cabeza, e irrumpió en el homenaje al ‘9’ uruguayo.

Un goleador infinito. Sus 82 partidos oficiales (83 si juega el próximo domingo ante la Real Sociedad) no llegan a los 100 que exige el plato en la marcha de leyendas en el estadio rojiblanco. Pero nadie duda de que ya pertenece a la eternidad del club rojiblanco, a la memoria colectiva de la afición, a los hombres que quedarán para siempre en la historia de un club con 119 años de existencia.

Luis Suárez comenzará otra aventura a final de temporada, pero su legado, su Liga (la undécima de la entidad, en la 2020-21), sus 34 goles, aquel formidable disparo ante Osasuna en la penúltima jornada de la pasada temporada, el gol que culminó y coronó al Atlético como campeón en Valladolid perdurará en el tiempo. Aclamado, con los 68.000 espectadores de pie, con el abrazo efusivo de Simeone, con su emoción, dan testimonio de lo que fue y será siempre el delantero uruguayo del Atlético. Una leyenda indiscutible.

See also  Tolima vs Envigado partido minuto a minuto por su tercera final consecutiva – Fútbol Colombiano

El Atlético es actualmente tercero. Pero aún le queda por hacerlo en la última jornada de su viaje al Reale Arena de San Sebastián ante la Real Sociedad. El Sevilla le sigue la pista, en algún momento, a falta de un día. Esta es la única situación que queda por desvelar a ambos conjuntos, tras el sorteo con el que se resolvió el choque de este domingo en el Wanda Metropolitano.

La clasificación matemática de la Champions ha liberado al Atlético. El impacto de esto en su despliegue, en su ambición, en la forma en que afrontó su último duelo en casa del curso fue indiscutible. Aliviados del peso agobiante que han llevado a lo largo de la temporada y del que se despojaron el pasado miércoles en Elche, los de Diego Simeone eran un equipo embravecido bajo presión, convencidos de su potencia, reanimados.

El físico imponente de un Reinildo insuperable anuló a Ocampos (cambió al descanso); entre Kondogbia, De Paul y Koke, convirtieron el centro del campo en territorio inhóspito para el Sevilla, que tardó un cuarto de hora en conectar cuatro pases; Yannick Carrasco, por un lado, por otro, en el centro, al borde del fuera de juego, promotor del caos en su impredecible repertorio, desplegó un jeroglífico para la defensa del Sevilla…

Otro Atlético diferente a casi toda la temporada, que ha oprimido al Sevilla desde el inicio. Incluso lo sacudía a veces. Pero, sobre todo, lo limitó a casi nada en ataque con todo lo que tenía en juego, el pase a la máxima competición europea que ya le pertenece íntegramente. Sólo un tiro cruzado de En Nesyri en los 48 minutos del primer acto por el que el conjunto madrileño amplió su dominio sobre el bloque andaluz, derrotado en los balones compartidos, los segundos juegos, el orden táctico…

See also  Programación deportiva en TV este jueves 30 de junio - Otros deportes - Deportes

Hubo fases a lo largo de la primera mitad, aunque prácticamente todas jugaron a lo que quería el Atlético, ya fuera hacia adelante o hacia atrás, en el plan de Simeone, lo que afectó innumerables dudas al Sevilla entre su vertiginosa caída en octavos. De los 18 partidos desde la mitad del campeonato, solo ha ganado cinco. No es por casualidad. Esta es la prueba de que no es el que estuvo en toda la Premier League.

El gol de Giménez a la media hora, imponente en el salto, inconfundible en el disparo, resaltó el presente del Sevilla. Su cabezazo fue tan imparable porque nadie lo tapaba a su alrededor, porque cuando se levantó para pegarle al córner de Carrasco lo hizo solo, lo que en la dimensión de estos equipos es una concesión inadmisible, más en la concentración que requiere. una situación como la tuya.

(Visited 1 times, 1 visits today)