De Gendt gana en Nápoles y Juanpe López defenderá la rosa en Blockhaus

MADRID — La octava etapa del Giro de Italia, con salida y meta en Nápoles, con un recorrido corto pero enrevesado de 153 kilómetros, fue para Thomas De Gendt (Lotto Soudal), en el que el español Juan Pedro López (Trek-Segafredo) se quedó con el maillot rosa por quinta jornada consecutiva y podrá defenderlo este domingo en el Blockhaus.

Un ataque a 42 kilómetros de la meta de De Gendt con su compatriota y compañero de equipo Harm Vanhoucke (Lotto Soudal), el italiano Davide Gabburo (Bardiani CSF) y el español Jorge Arcas (Movistar) fue el broche de oro de una jornada en la que de cualquier La señal de partida no dio tregua a los participantes.

El pelotón se detuvo en el kilómetro cero para reintegrar a unos cuantos ciclistas con problemas técnicos, pero se trataba de ponerse en marcha y formar un primer grupo de seis unidades por delante de un pelotón que parecía estar esperando lo que estaba por llegar.

Con el sexteto en cabeza, los movimientos en el grupo empezaron a sucederse con otra media docena de corredores intercalados hasta que por detrás el siempre inquieto holandés Mathieu Van der Poel (Alpecin Fenix) decidió intentar incorporarse al grupo de cabeza.

El nombre del nieto de Raymond Poulidor apareció varias veces en los momentos decisivos de esta octava etapa y no dio tregua a los hombres que lucharon por la victoria hasta los últimos metros.

Van der Poel se escapó e intentó acelerar aún más el ritmo para ensanchar la brecha, pero sin encontrar la complicidad de sus compañeros. Entonces, decidió intentarlo solo, pero nadie en este pequeño grupo estaba listo para permitir su aventura.

See also  Roland Garros hoy: Feliciano López pone fin a su racha de 79 Grand Slams consecutivos

Tras veinte kilómetros recorridos, un pequeño pelotón de veintiuna unidades se formó en cabeza de carrera con varios especialistas en las etapas de caza, como Van der Poel, el belga Thomas de Gendt (Lotto Soudal), el eritreo Biniam Girmay (Intermarché Wanty), el colombiano Harold Tejada (Astana) o el italiano Diego Ulissi (Emiratos Árabes Unidos), entre otros.

El único representante español que se coló en el grupo de cabeza fue Jorge Arcas, aunque entre ellos el más destacado y el más peligroso para la general fue el francés Guillaume Martin (Cofidis), situado a sólo 4:06 de la rosa de Juanpe López.

Tras mantener el pulso al pelotón durante unos kilómetros, las fugas empezaron a ver como la ventaja iba creciendo poco a poco con el grupo numeroso pero sin llegar a ser preocupante. Es más, desde atrás, nadie parecía querer ignorar el escenario y la diferencia no llegaba a términos preocupantes.

Los hombres del líder se adelantaron a los perseguidores para dejar claro que al menos hasta ver cómo reaccionaría Juanpe López en el Blockhouse, no estaban dispuestos a dar la rosa y la barrera de los tres minutos no les iba a dejar entrar. encima de eso.

Tras un pulso equilibrado entre los hombres de cabeza y el gran pelotón, el trueno se activó de nuevo en la subida al lago Lucino a 46 kilómetros de la meta.

(Visited 1 times, 1 visits today)