Ojos de fuego, crítica de cine en Mondo sonoro (2022)

A pesar del título y de lo que se sugiere inicialmente en los tráilers, hay mucho más fuego en un concierto de Rammstein o Parkway Drive que en esta nueva cinta descafeinada producida por Blumhouse. El famoso productor estadounidense no ha dado en el clavo desde “La caza” (20) o, en cierta medida, “Halloween mata” (21) con respecto a sus productos de terror.

Con Keith Thomas (“La vigília”) a los mandos y con Ryan Kiera Armstrong, Zac Efron, Sydney Lemmon y Michael Greyeyes, acaba de llegar a nuestros cines esta nueva adaptación de Stephen King. Se trata precisamente de un remake de la película de 1984 del mismo nombre, protagonizada por Drew Barrymore y que no tuvo muy buena acogida cuando se estrenó. Así que ahora sabemos de qué trata la historia: una chica con poderes que debe protegerse a sí misma y a su familia de una sociedad que los persigue. En el camino, descubrirá cómo conocer y controlar sus poderes.

“Ojos de fuego” Es una película simple, pero se siente hueca en muchos de sus puntos. Es como si la productora, acostumbrada a producir películas de menos de dos horas, hubiera decidido cortar escenas clave de la película. Así, la primera hora aporta poco, sin aburrir, pero sin entretener, por lo que son las secuencias finales las que finalmente explotan el potencial de la premisa inicial de la película.

(Visited 1 times, 1 visits today)
See also  Undergods, película dirigida por Chino Moya - Reseña